Un activo o instrumento financiero es un activo comerciable de cualquier tipo, ya sea dinero en efectivo; evidencia de propiedad en alguna entidad; o un derecho contractual a recibir o entregar o cualquier otro documento financiero con fuerza legal.

 

Los instrumentos financieros se pueden clasificar por la forma, dependiendo de si son instrumentos en efectivo o instrumentos derivados.

 

Un instrumento derivado es un producto financiero cuyo valor se basa en el precio de otro activo. El activo del que depende toma el nombre de activo subyacente, por ejemplo el valor de un futuro sobre el oro se basa en el precio del oro. Los subyacentes utilizados pueden ser muy diferentes, acciones, índices bursátiles, valores de renta fija, tipos de interés o también materias primas.

 

Las características generales de los derivados financieros son las siguientes:

Su valor cambia en respuesta a los cambios de precio del activo subyacente. Existen derivados sobre productos agrícolas y ganaderos, metales, productos energéticos, divisas, acciones, índices bursátiles, tipos de interés, etc. En todo caso, cobran especial relevancia las transacciones basadas en las materias primas y productos básicos; hablamos de los commodities.

Requiere una inversión inicial neta muy pequeña o nula, respecto a otro tipo de contratos que tienen una respuesta similar ante cambios en las condiciones del mercado. Lo que permite mayores ganancias como también mayores pérdidas. Se liquidarán en una fecha futura; pueden cotizarse en mercados organizados (como las bolsas) o no organizados, OTC (acrónimo de Over The Counter, que significa no oficial o extrabursátil)

 

Por otra parte, los instrumentos financieros se pueden clasificar por clase de activos, dependiendo de si son basados en equidad (lo que refleja la propiedad de la entidad emisora) o basados en la deuda (lo que refleja un préstamo que el inversor ha hecho a la entidad emisora). Si se trata de la deuda, puede subdividirse en a corto plazo (menos de un año) o a largo plazo.

Los instrumentos de divisas y las transacciones no están basadas ni en la deuda, ni en la equidad y pertenecen a su propia categoría.

 

De la misma forma, podemos dividir los instrumentos dependiendo si son emitidos por entidades bancarias o corporaciones privadas, o por gobiernos y bancos nacionales.

 

Los acrónimos utilizados en sus denominaciones, varían sensiblemente dependiendo del país y el idioma.

Dollars

Los más populares son:

  • BG. Bank Guarantee
  • SBLC. Standby Letter of Credit
  • MTN. Medium Term Note
  • Bond. Bono
  • CMO. Collateralized Mortgage Obligation
  • CD. Certificate of Deposit
  • GCD. Gold Certificate of Deposit
  • SKR. Safe Keeping Receipt. No debe confundirse con CSC Custodial Safekeeping Certificate, que es una carta de custodia simple sin responsabilidad bancaria de su importe; en cajas de seguridad privada suele usarse el término SKR, pero no es más que una custodia simple.
  • PN. Promissory Note
  • IBOE. Internacional Bill of Exchange

 

La fiabilidad de respaldo aportada por los instrumentos de uso cotidiano como son las BG's o las SBLC's es que suelen emitirse por los mayores y más solventes bancos del mundo, emitidos según el conjunto de reglas contractuales de la ICC International Chamber of Commerce, aceptadas internacionalmente.

 

Las BG's y las MTN's, además de cómo garantía o colateral en un negocio, pueden ser usados como vehículo de inversión.

 

Disponemos de la posibilidad de concertar la emisión y/o concesión de cualquier tipo de instrumento bancario a su favor.

 

Gestionamos la emisión de su SKR y bancarización con garantía de todo tipo de activos: Bonos corporativos e históricos, gemas y metales preciosos, obras de arte, polvo de cobre, polvo de níquel, bienes inmuebles, etc.