En IBGroup diseñamos la empresa que su perfil y actividad necesitan, en ubicaciones estratégicas de todo el mundo, como Bahamas, Belice, BVI, Chipre, Gibraltar, Hong Kong, Santa Lucía, Panamá, Ras al-Khaimah, Reino Unido, Seychelles, Suiza o Singapur.

 

La empresa podrá ser de dos tipos:

 

Onshore

  • Los “fundadores” pueden indistintamente residir dentro o fuera del domicilio en que se haya registrado la sociedad.
  • La sociedad puede realizar su actividad dentro de la jurisdicción de registro.
  • Normalmente ofrece una visión de mayores garantías a clientes y proveedores.
  • En función de la jurisdicción la fiscalidad puede ser muy ventajosa.

 

Offshore

  • Los "fundadores" deben tener su domicilio fuera del territorio en que se haya registrado la sociedad.
  • La sociedad deberá realizar la totalidad de sus negocios fuera de la jurisdicción de registro
  • Normalmente ofrece una fiscalidad muy ventajosa o incluso inexistente, siempre que la actividad no se ejerza en el territorio en que se haya registrado.

 

Las Shelf companies son entidades corporativas fundadas por un prestador, que ostenta la titularidad de la sociedad hasta que aparece un comprador. Una vez efectuada la transacción, se transfiere la titularidad de la sociedad del prestador al tercero, que empieza sus actividades comerciales con el nombre de la sociedad. La adquisición de una "Shelf Company" presenta estas ventajas, entre otras:

 

  • Ahorrar el tiempo que llevaría crear una nueva sociedad.
  • Acceder a licitaciones de contratos (en algunas jurisdicciones, las empresas deben tener una antigüedad determinada para acceder a ello)
  • Acceder, a menudo, a un más amplio abanico de productos bancarios y financieros en su jurisdicción (en algunas jurisdicciones, las empresas deben tener una antigüedad determinada para acceder a ciertos productos como una línea de crédito para la empresa o una tarjeta de crédito, por ejemplo)

 

Por causa de su antigüedad, las "Shelf Companies" suelen ser más caras que las sociedades recién incorporadas.

 

IBGroup cubrirá cualquier necesidad que su nueva empresa precise en función de su estructura y jurisdicción: poseer un secretario, un segundo accionista, un administrador, un socio local, un contable, poseer una dirección registrada, una oficina virtual o física, la creación de un logotipo y/o de un sello o timbre, una certificación notarial y apostilla, etc.